IVA reducido a las obras de rehabilitación

El Real Decreto Ley 20/2012, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad determinó que, con objeto de fomentar las obras de rehabilitación y modernización de las viviendas con mayor antigüedad y generar así nueva actividad para el sector de la construcción -ya que ni la obra pública ni la edificación tienen capacidad a corto y medio plazo para generarla.

Se aplicaría el tipo reducido del 10% en el IVA a "las ejecuciones de obras, con o sin aportación de materiales, consecuencia de contratos directamente formalizados entre el promotor y el contratista que tengan por objeto la construcción o rehabilitación de edificaciones o partes de las mismas destinadas principalmente a viviendas, incluidos los locales, anejos, garajes, instalaciones y servicios complementarios en ellos situados. Se considerarán destinadas principalmente a viviendas las edificaciones en las que al menos el 50% de la superficie construida se destine a dicha utilización".

 Sin embargo las empresas del sector dedicadas a rehabilitación han chocado con singulares dificultades al intentar aplicar esta rebaja sobre el tipo de IVA en cada caso, y se han topado con muy diferentes criterios aplicados por distintas resoluciones de las delegaciones de Hacienda. Ello ha llevado a las organizaciones empresariales del sector a elevar una consulta vinculante a la Dirección General de Tributos, en la que se solicitaba dictamen, primero, sobre cual deba ser el tipo impositivo en cada caso. En segundo lugar, cuándo pueden considerarse las obras como de rehabilitación y cuándo se consideran obras de renovación y reparación.

Por lo que respecta a la consideración de rehabilitación en edificios terminados, se indica en la respuesta dada a esta consulta que sólo serán consideradas desde el punto de vista cualitativo como obras de rehabilitación las ejecuciones de obra de albañilería, fontanería, carpinterías, colocación de suelos en vivienda, reparación y renovación de puertas y reparación y renovación de armarios en un edificio ya construido, cuando formen parte de un proyecto global de rehabilitación en el que más del 50% del coste total de dicho proyecto de rehabilitación se corresponda con obras de rehabilitación o tratamiento de elementos estructurales, fachadas o cubiertas o con obras análogas o conexas a las de rehabilitación.

 

FacebookTwitterDiggDeliciousGoogle BookmarksTechnoratiLinkedinRSS Feed
Subscríbete a nuestro boletín