Andamio tubular

Instalación de andamio tubularDurante muchos años, los andamios han sido equipos utilizados, en empresas constructoras o de mantenimiento, por operarios cuya formación era la de albañil u operario de mantenimiento. Desde la entrada en vigor del RD 2177/2004, se deja claro que deben ser instalados por operarios especialistas que conozcan, entre otras cosas, los límites del material y las implicaciones del trabajo en altura.

El andamio como equipo de trabajo:

Los andamios se definen en la normativa técnica como un tipo de estructura auxiliar y desmontable. Ésta tiene que soportar las cargas que albergará así como las producidas por agentes externos -principalmente el viento-, garantizando que el trabajo se pueda realizar en condiciones óptimas.

El procedimiento de montaje:

La forma de montar los andamios varía entre los distintos sistemas, por lo que son los fabricantes quienes ofrecen los específicos para cada equipo de trabajo. En cualquier caso, debido a la infinidad de montajes realizables, las instrucciones recogen los pasos esenciales que desde el punto de vista de la seguridad tienen una gran cantidad de zonas comunes.

Bases de aopyo

- Normas previas al montaje: Son pasos necesarios para las oficinas técnicas asociadas a la obra o a las empresas instaladoras de andamios.

Se plantean aquí los pasos a tener en cuenta en:

- La organización de la empresa: tener la capacitación profesional apropiada, así como todos los reconocimientos de aptitud para el trabajo y sus puestos evaluados preventivamente. Además, la constancia de la equipación con las medidas de protección colectiva apropiada: barandilla de montaje principalmente y los Epis necesarios: guantes, casco, botas y arnés de seguridad.

- La oficina técnica: La valoración de la necesidad de realizar una nota de cálculo asociada al andamio a montar (según su complejidad) tal y como recoge el RD 2177/2004. La planificación de las tareas de carga, descarga y almacenamiento en obra como una parte más del montaje del andamio. El establecimiento de un control en la recepción del material y la verificación de su estado óptimo.

- Normas para el montaje: Puntos clave para el montador de andamios que están centrados en los pasos básicos de la obra.- Utilización de los Epis en las zonas de trabajo que lo necesiten por ausencia de protección colectiva. Como ejemplo, se destaca el uso del arnés en zonas sin barandilla de montaje.
Montaje
- Inicio del montaje: Punto clave donde el replanteo define la posición final del andamio. Es el momento de arranque del andamio y se comprueban aspectos como la capacidad del suelo o la existencia de algún elemento externo a la obra (por ejemplo, líneas eléctricas) que puedan requerir variar las planificaciones.

- Proceso de montaje: Secuencia específica de cada fabricante cuyos aspectos se pueden reducir a:

- Para andamios de marco: Colocación de la secuencia marcos, barandilla, plataforma y diagonal. Nivelado del módulo. Fijación de las uniones. Continuación horizontal del andamio hasta la finalización del nivel y repetición de la secuencia en los niveles superiores protegido siempre por la barandilla de montaje

- Para andamios multidireccionales: colocación de la secuencia verticales, horizontales, plataforma y diagonal. Nivelado del módulo. Fijación de las uniones. Continuación horizontal del andamio hasta la finalización del nivel y repetición de la secuencia en los niveles superiores, protegido siempre por la barandilla de montaje.

- Comunes: Completar cada nivel totalmente antes de ascender al siguiente, haciendo especial hincapié en los amarres a la pared, que suponen la garantía más común de estabilidad del andamio frente al vuelco. Asegurar el apriete de los elementos de unión.

- Proceso de desmontaje: Secuencia básicamente inversa a la anterior. Es crítico el descenso de material por la urgencia que suele llevar asociada esta tarea.

- Izado y descenso de carga: Se hace punto y aparte en lo que al tránsito de material se refiere entre el almacenamiento y la zona de montaje se refiere por las implicaciones de los posibles sobreesfuerzos o caídas de objetos. En cualquier caso se recomienda un izado manual a bajas alturas mientras que según a mayor distancia del suelo se recomienda la inclusión de poleas o maquinillos

.- Normas para el andamio montado Son puntos clave a tener presente en la consideración de la bondad de un andamio:

- Bases y zonas de apoyo del andamio: Son la forma de transmitir las cargas al suelo y deben asentar de forma correcta y permitir que dicha carga sea absorbida por el suelo.

- Líneas de vida frente a barandillas: Como elementos de protección colectiva, la paradoja está en su utilización en zonas donde su instalación no puede realizarse de forma segura, llegando a plantearse, en casos extremos, la necesidad de colocar andamios para su fijación.

- Plataformas de trabajo: Deben estar equipadas con barandillas definitivas así como rodapiés o medidas equivalentes para evitar caídas en altura o de objetos.

- Diagonales: Aseguran la rigidez del andamio y deben estar dispuestas según recomendación del fabricante.

- Amarres: La comprobación de estos elementos permite asegurar la estabilidad del andamio. Son elementos críticos porque interfieren con algunas actividades de uso del andamio como el pintado de fachadas y si se retiran, comprometen gravemente la seguridad del andamio.

- Accesos: Los accesos deben estar provistos de escaleras o escalerillas adaptadas al tránsito que van a sufrir.

Subscríbete a nuestro boletín